Educación de la Interioridad

 

La Educación del ser ha sido una constante en nuestra educación. Santa Juana de Lestonnac, desde muy joven, en su vida escuchó “No dejes apagar la llama”. Esta expresión ha sido como un mantra para nosotros.

La interioridad es ese espacio en el que se integra lo corporal, con los pensamientos, sentimientos, creencias y emociones para sentirnos seres unificados.

Cuidamos la dimensión interior de toda la Comunidad Educativa, ya que pensamos que lo que nos pasa por dentro, en nuestro mundo interior, es muy importante para el correcto desarrollo de todas las dimensiones de la persona.

El “Proyecto i” de Educación de la Interioridad está presente en todos los colegios. Es un proyecto que parte de la vivencia personal, para que en el día a día del colegio y en la forma de educar se integren prácticas educativas de respiración, relajación, silencio, gestos, apertura a la trascendencia…que nos hagan ser más conscientes de la dimensión interior de las personas.

En nuestro centro de Tudela lo llevamos a cabo mediante una metodología integral que afecta a la persona en todas sus dimensiones: social, corporal, psíquica y espiritual.
 
La educación de la interioridad tal y como la presentamos supone una metodología eminentemente activa (en la que la persona sea protagonista, que sienta que su interior emerge), experiencial (tocar, sentir, descubrir, vivenciar…), y utilizando múltiples técnicas que en su mayoría forman parte de nuestra tradición espiritual cristiana. Las herra­mientas que utilizamos son:
 
La relajación.
Las visualizaciones.
-  La expresión artística.
-  La música.
-  El trabajo con la imagen.
Los juegos.
Gestos.
La respiración.
La silenciación
La expresión corporal.
La lectura de textos y cuentos.
Los masajes.
Mandalas.
Trabajo de la voz.
 
 
El trabajo metodológico anterior, se centra desde tres contenidos esenciales:
 
a) El trabajo corporal. Por medio de técnicas de relajación, masajes,  conciencia corporal, ejercicios de estiramiento y ritmos respiratorios para potenciar el equilibrio físico y unificar el cuerpo con la dimensión interior de la persona.
 
b) La integración emocional. A través de las dinámicas, de la reflexión personal, del diálogo y del acompañamiento individualizado se pretende aportar herramientas que permitan el autoconocimiento, pero, también, el descubrimiento de la individualidad del otro.
 
c) Apertura a la trascendencia. Partiendo de la experiencia interior generada a través de ejercicios sencillos de iniciación a la meditación se intenta conducir hacia el planteamiento de las cuestiones fundamentales de la condición humana.
 
DIRIGIDO A TODA LA COMUNIDAD EDUCATIVA
 
Lo realizamos en tres ámbitos de trabajo:
 
ALUMNOS:
 
  • Realizamos algunas  actividades por trimestre, integradas en las programaciones de E. Física, Música, Plástica, Religión,…y en momentos puntuales (oración, minuto de calma,..)
 
PROFESORES
 
  • Formación externa e interna de todo el claustro, en el manejo y dominio de técnicas y herramientas de interioridad.
  • Equipo de trabajo dirigido por el Grupo motor con el fin de programar, acompañar y ayudar en  la realización de las diferentes actividades trimestrales que todo el profesorado realiza con los alumnos.
 
FAMILIAS:
 
  • Durante el curso se realizan tres sesiones: una por trimestre,  en las que desarrollamos contenidos de trabajo corporal, integración emocional y apertura a la trascendencia, por medio de distintas técnicas y herramientas.
 
Nuestro objetivo es que las familias conozcan y vivencien el proyecto que se desarrolla con sus hijos/as.